Sistemas de seguridad en un ascensor

Los ascensores son un medio de transporte seguro. El que más. Están pensados para hacerte la vida más cómoda (y accesible cuando existen problemas de movilidad), no para ponerla en peligro. Por ello todos los equipos vienen provistos de diferentes sistemas que se encargan de que estos aparatos reaccionen y salvaguarden la integridad de sus usuarios.

Si echas un vistazo al vídeo que hemos preparado sobre el asunto, conocerás los mecanismos que evitan que un ascensor caiga. Para eso está el sistema de acuñamiento y la válvula paracaídas, por ejemplo.

 

En cuanto a las puertas, cuando son automáticas los ascensores están preparados para detener el cierre cuando un ocupante está en el paso, evitando así lesiones.

En el caso del acceso a la cabina, si alguno de los sistemas falla (por ejemplo la fotocélula), aún existen otros que ponen a salvo a los pasajeros.

En resumen, los ascensores son artefactos avanzados donde tecnología y seguridad se dan la mano. Por lo general, con un buen mantenimiento pueden tener una vida útil muy prolongada sin merma de sus funciones y propiedades. Y llegados a este punto tenemos que subrayar la importancia de un mantenimiento profesional y detenido, centrado en asegurar el estado óptimo de la máquina y no en el mero negocio.

En R&M Ascensores ofrecemos servicio de mantenimiento de ascensores y nos guiamos por la máxima de la seguridad. Para ello hemos decidido respetar la ratio de cabinas que puede revisar cada mantenedor según el índice que regulaba la profesión antes de la última modificación legislativa. Esta autorregulación nos permite conservar el funcionamiento adecuado de todo nuestro parque de ascensores, primando la seguridad y la eficiencia, tratando de minimizar las averías.

Cuando se trata de seguridad, desconfía de las ofertas temerarias y deja tu ascensor en manos profesionales y responsables.