Medidas para una Semana Santa accesible

El Ayuntamiento de Sevilla se ha propuesto hacer accesible la Carrera Oficial, el eje principal de la Semana Santa a lo largo de la plaza de la Campana, la calle Sierpes, Plaza de San Francisco y Avenida de la Constitución. Un itinerario de algo más de un kilómetro donde se concentra buena parte de los fieles que acuden cada día al paso de las procesiones, con sillas a ambos lados de la calle y, por la saturación y el ordenamiento del entorno, de movilidad restringida. Estas son algunas de las medidas que el gobierno municipal ha puesto en marcha durante estos días para facilitar la asistencia a las personas con diversidad funcional.

1. Rampas homologadas en los baños públicos;

2. en Campana y Plaza del Duque, accesos cercanos a los rebajes que han sido cubiertos de hormigón para el transitar de las cofradías;

3. la Campana convertida en una zona enteramente peatonal;

4. palcos accesibles en la Plaza de San Francisco, tanto en la zona del Ayuntamiento como en la de la Fundación Cajasol;

5. estructuras de madera en los pasillos centrales de los palcos para evitar que se unan los palcos y dificulten la entrada o salida de personas con dificultades en su movilidad;

6. y aparcamientos para carritos de bebé para que no estorben al tránsito.

Asimismo, el Ayuntamiento de Sevilla ha adjudicado 120 plazas diarias para personas con diversidad funcional más sus acompañantes en sillas y palcos de la Carrera Oficial. En total, 920 plazas para el conjunto de la Semana Santa 2018.